Martes 29 de Septiembre de 2020

Noticias

Jorgelina Zalazar: "No fue un robo, me quisieron matar por que..."

10/09/2020
La peluquera tucumana brindó una entrevista a Chimentísimo y aclaró que no se trató de un robo, sino de un intento de homicidio. Los detalles en la nota.

Ayer por la tarde, un joven ingresó a la peluquería de Jorgelina Zalazar con un arma de fuego y le disparó a quema ropa. La estilista tucumana brindó una entrevista a Chimentísimo y contó cómo ocurrieron los hechos.

“Ellos eran clientes míos, y aducen que yo le presenté un novio a la madre de este chico que me tiró a matar. Ellos están separados, y no por mi culpa, sino porque el tipo le pegó, él le pegaba a la señora. Ellos eran clientes, y después todos los días me amenazaban”, manifestó Jorgelina a nuestro medio. Asimismo, comentó que no fue la primera vez que se acercó a ella para hacerle daño: “El pibe hace unos tres o cuatro días atrás me tiró un tiro al costado, no a pegarme”, añadió.

Según la estilista, se encontraba trabajando en su negocio con una cliente y el joven entró, y le disparó. “Me tiró a matar, así que yo creo que la carátula va a estar como intento de homicidio o travesticidio. Estos ya se pasaron de la raya”, sostuvo.

Según Zalazar, luego de haber recibido varias amenazas, realizó la denuncia en la comisaria Nº11. En este sentido, dijo que “la causa es como tentativa de homicidio y robo a mano armada, pero él no me robó, vino a matarme, a quemarme”, aclaró a Chimentísimo.

“Quien lo maneja y manipula al pendejo es su padre. Yo presenté las pruebas a la comisaría desde mi teléfono, todas las amenazas de muerte tanto del padre como del hijo. Todos los días amanecía con un te vamos a matar. Ahora ya tomó asunto mi abogado, el Dr. Isaías de la Fuente, así que ya comenzó con todo el trámite”, añadió.

Por último, Zalazar expresó: “Gracias a Dios lo pudieron agarrar, y yo tengo una bala que me perforó el hueso, de la parte de la cadera y quedó alojada adentro, levanté la pierna por eso me pegó ahí porque en realidad tiró para matarme, y ahora tengo que esperar por lo menos 30 días. Ya estoy dada de alta”, indicó.

Respecto a cómo fue asistida por personal de la salud, Jorgelina dijo que llegó a su negocio el 107. “Me llevaron al Centro de Salud, la verdad que me asistieron rapidísimo, me hicieron todo lo que me tenían que hacer, como rayos para saber donde estaba alojada la bala, y si me había atravesado el hueso. Estoy inhabilitada un mes para trabajar, y nada… tengo que seguir adelante. Quiero agradecer a las enfermeras y a los médicos que me atendieron”, concluyó.




Recomienda esta nota: